MONÓLOGO: «EL DERBY. PARTIDO DE VUELTA»